Para aprender Cómo hacer una buena carne a la parrilla perfecta no necesitas ser un experto en carnes y tampoco, es necesario gastar demasiado dinero.

Bien partiendo de esta premisa, preparar carnes requiere una dedicación y aunque las formas son variadas, a continuación queremos ofrecer una serie de consejos indispensables:

El primero sería encender bien la parrilla y para ello no es recomendable encender el fuego con alcohol, es mejor con astillas, piñas, tampoco pastillas incendiarias. Y esto nos lleva a qué material de combustión se debe utilizar. El mejor de todos es la madera, a ser posible de encima pero también es muy utilizado los carbones vegetales de calidad (carbón de encina, carbón de quebrancho, carbón de cáscara de coco, etc.). La diferencia entre ellos estriba en que el carbón vegetal se convierte mucho antes en brasas que la leña que necesita mucho más tiempos para conseguirlo.

Una vez encendida la parrilla, no confundir con barbacoa (ésta va con tapa), hay que dejar que el material de combustión se convierta en “brasas”, indispensable para la elaboración correcta. Pero cuidado, no vale cualquier brasa, cuando se vaya a depositar la carne en la parrilla la brasa debe estar blanca por arriba y roja por debajo. Eso hará que la brasa aporte calor y no transmita sabor a la carne, además ese calor hará que la grasa de la propia carne se derrita y caiga sobre la brasa y genere ese ahumado característico de esta elaboración.

.